Seis errores que cometen las marcas en Facebook (y que son fáciles de evitar)

Escrito por el Sep 1, 2015 en Redes sociales

errores facebook

Las marcas están todo el día comunicando en Facebook, y hacen bien. Es la red social con más penetración del momento, llega a gente de todo tipo y, aunque va disminuyendo el tiempo que pasamos en ella (sobre todo es dramático en el caso de los más jóvenes) sigue siendo una apuesta bastante segura para los que tienen que centrar sus esfuerzos de social media en un solo foco.

Hoy quería compartir con vosotros seis errores bastante frecuentes que las marcas suelen cometer en Facebook y que deberíamos evitar si queremos sobresalir:

1. Comprar fans. A estas alturas de 2015 yo pensaba que ya lo teníamos superados, pero una pequeña búsqueda en Google nos devuelve bastantes resultados (y bien posicionados, por cierto) de personas que nos prometen llegar al Valhalla de las redes sociales con una pequeña inversión. Como siempre, mi consejo es que no os dejéis llevar por los cantos de sirena porque el social media no va de quién la tiene más grande.

Esos fans comprados no suelen interactuar con la marca, son “personas” vacías y pese a que están ahí engrosando nuestro contador no nos ayudan a vender más o a que nos contraten más servicios. Hacedme caso, invertid vuestros euros en una bolsa de pipas que por lo menos os lleváis un buen rato y seguro que los fabricantes de pipas son más honrados que los vendedores de fans. (Y esos fans suelen ser de los que Facebook elimina en cuanto puede).

Truman saluda

Buenos días. Y si no nos vemos después, buenas tardes y buenas noches.

2. La charla de ascensor. Estoy hablando de esa costumbre de dar los buenos días/tardes/noches o de los clichés de “ya es lunes, ¿cómo se presenta la semana?” que de vez en cuando te pueden salvar un día en el que no tengas mucho que comunicar pero que las marcas acaban usando como comodín más frecuentemente de lo deseable.

De hecho, os propongo un juego. Dejad este post, acercaos a Facebook (o a vuestra red social favorita) y contad cuántas veces dicen que “empieza septiembre” en las últimas actualizaciones de marcas que podáis ver. ¿En serio eso es una estrategia para conseguir interacciones?

Batman robin meme

3. Los chistes y los memes. Sé que es una tentación muy grande para los community managers que pasamos horas en Internet y al final encontramos esa viñeta estupenda o ese meme que nos viene como anillo al dedo pero pensadlo dos veces. Facebook no va (o al menos no va siempre) de ser el más popular, de convertirte en el amigo enrollado de tus fans, sino que va de dar a conocer la marca y que los fans tengan ganas de comprar sus productos. En esta categoría metería también las fotos de gatitos.

Como en el caso anterior lo ideal es estrujarse un poco las meninges e intentar que ese meme (si al final decides usarlo) sea afín con la imagen de la marca, con su historia o con su estrategia. Ponedlo como un reto.

4. ¿Te lo vas a perder? Acabar las frases con esta pregunta debería estar penado por la ley (y no solo pienso en Facebook, sino en notas de prensa, noticias varias y avisos de todo tipo). Creo que a estas alturas de la vida retar a alguien a perderse un evento no motiva nada.

5. Los off topic sin venir a cuento. En los cursos de social media casi siempre hablan de los territorios de una marca, que son los ámbitos en los que te puedes mover para hacer una estrategia. Por ejemplo si tu marca vende puertas puedes hablar en el Facebook de seguridad, de decoración (con puertas sobre todo) o de tipos de madera. No soy de esa clase de community managers que señala errores ajenos pero he visto en una empresa que vende carne (animal) un post que habla sobre depilación casera. Ya me diréis vosotros qué tiene que ver el tocino con la velocidad.

6. La publicación automática en otras redes. Sé que es muy tentador y que al cliente le hace ahorrar dinero porque no tienes que pensar dos textos distintos para el mismo día, pero creedme: se nota. Y a la larga los fans de las redes sociales donde se suele volcar el contenido (Twitter es lo más común) acaban haciendo unfollow en pos de alguien que les cuente cosas pero que no les maree con un paso intermedio para todo, ya que al hacer clic en vez de ir al enlace interesante que se quiere compartir se va a Facebook y de ahí a otro lugar. Un rollo, vamos.

Foto principal vía Picjumbo

2 Comentarios

  1. ¡Ay los buenos días, buenas tardes, buenas noches¡ ¿Y si le pones una fraseo motivadora? Lo más de lo más. Y se quedan tan panchos.
    Yo acabo de descubrir esta práctica en mi antiguo trabajo. No sé si llorar o llamarles para que dejen en paz a los seguidores.

    • Jajaja pasa lo mismo que con los gatitos, son banales y no hablan de la marca. Otra cosa es que las frases tengan que ver con ella o algo así, en plan si es una marca de belleza que sean frases de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *