Cosas que he aprendido de organizar concursos en redes sociales

Escrito por el Dic 15, 2015 en Redes sociales

el precio justo

Aparte de alguna incursión pequeña anterior, podría decir que llevo cinco años organizando concursos y sorteos en redes sociales con todo lo que ello implica. En estos cinco años he podido ver lo mejor y lo peor de la raza humana, puesta a prueba cada vez que alguien pronuncia la palabra “gratis”. Hoy quiero compartir con vosotros algunas de las cosas que he aprendido en este tiempo. ¿Usáis los sorteos como parte de vuestra estrategia de social media? Esto os va a encantar:

Lo primero que aprendí fue a hacer los sorteos con un objetivo. Sortear por sortear está bien pero lo mejor es cuando consigues algo que te habías propuesto antes. Tus propósitos pueden ser desde recabar correos para enviar una newsletter, conseguir más seguidores en redes sociales o llevar gente a tu web, pero con el coste que tiene hacer un sorteo lo mejor es que decidas por qué lo vas a hacer con antelación.

Alaska El Fary 123

Existe una fauna de cazadores de sorteos o concurseros y tienes que hacerte amigo de ellos. Sé que los concurseros que pueblan las redes sociales no son el público objetivo de las marcas en la mayoría de las ocasiones, ya que van siguiendo solo a las que regalan cosas y desaparecen en cuanto finaliza la promoción. Sin embargo esas personas te pueden ayudar a mover tu concurso y que lo conozca más gente o te pueden ayudar a detectar algún “agujero” en la dinámica que has elegido. Creedme, es mejor tenerlos de vuestro lado. Además, si les sigues conseguirás saber qué está haciendo la competencia sin necesidad de darles un follower más.

Cómo conseguir que participen en los concursos en redes sociales

Los premios grandes no siempre consiguen grandes reacciones. Esto lo veo en mi día a día y me lo ha corroborado en más de una ocasión Sara de Mamis y Bebés. A veces sortear un chupete te da más seguidores que sortear un carrito (o un viaje, añado yo). Como he dicho más arriba, la clave está en tener un objetivo y en valorar cuánto quiero invertir para conseguirlo. Por cierto, cuanto mayor sea el premio más posibilidades tenéis de que os intenten hackear el sistema para ganar (y más posibilidades de que os creen una crisis).

Jordi Hurtado

A la hora de definir una dinámica la simplicidad es lo mejor. Olvidaos de esos sorteos o concursos que implican seguir a una marca en tres redes sociales y compartir de manera pública en al menos dos de ellas. Cuantos menos requisitos se piden es más sencillo participar y más gente se animará a hacerlo. Para elegir vuestro requisito favorito, pensad en los objetivos y planificad en consecuencia. Sí, sé que parece más fácil de lo que eso.

Imágenes vía Forocoches

4 Comentarios

  1. Pues sí, tal cual todo lo que dices. Simplicidad y un objetivo. La gente a veces cree que el objetivo es hacer un sorteo pero nooooooo, trabajar por trabajar nunca!!!

  2. Los Premios gordos no siempre traen grandes reacciones, como un viaje a Cannes 😛

    Gran post! Lo comparto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *