No juego en la liga de la popularidad de likes

Escrito por el Jul 12, 2016 en Redes sociales

compradefansylikes

Estaba leyendo la noticia de El Mundo en la que se habla de la compra y venta de likes y seguidores y la verdad es que me preocupa. Porque muchas veces nos ponemos objetivos que se traducen en likes y seguidores y es muy difícil trasladarle al cliente que en realidad no te paga (solo) por los likes y por los fans, sino que te paga por algo más intangible. 

Yo no me dedico a pastorear un número de likes y fans. Mi trabajo consiste en alimentar los blogs y las redes sociales de las empresas de mis clientes construyendo un relato que ilusione a sus seguidores. Que ellos se visualicen recorriendo el planeta con las zapatillas más bonitas del mundo o que se les haga más corta la espera para el día de su boda.

Da igual la marca con la que trabaje, al final siempre busco lo mismo: que el lector quiera volver, quiera saber más de nosotros y se sienta identificado con la historia de Paula, de Isabel, de Soqui, de madres que se pusieron en marcha un día en pos de un sueño y fundaron su empresa. Por eso no me preocupa (mucho) que los seguidores no crezcan al ritmo de la competencia, porque yo no estoy jugando en la liga de los concursos de popularidad. Yo estoy jugando la liga de la ilusión de las personas, de dar a conocer un producto o un servicio bien hecho y eso lleva su tiempo.

Qué consecuencias tiene la compra de likes

desayuno a la cama

Creatividad para Lolita von Stoff

Es posible que comprando seguidores llame la atención de algunas personas que solo apuestan por el volumen, pero si pensara que mi profesión se puede reducir a cifras no pasaría los días ideando nuevas maneras de llegar al consumidor. Ni tampoco tecleando en el ordenador en busca de las palabras perfectas o de esa foto que les va a hacer sonreír aunque sea lunes, aunque medio mundo esté de vacaciones y aunque aún no me vayan a comprar.

Recordad que esos likes que habéis comprado nunca serán clientes, nunca le dirán a sus amigos que miren qué interesante es esta marca y sobre todo no sirven para nada que no sea medir “quién la tiene más grande”. Yo no aspiro a ser grande, sino lograr los objetivos que me haya puesto cuando hice la estrategia de cada cliente, y creo que esa es la dirección que debemos tomar.

Porque sé que hablando a sus sentimientos me haré un hueco entre sus consideraciones y al final ayudaré a mis clientes a seguir adelante con sus empresas. Ya lo decía James Dean: escribe rápido, consigue likes y déjales con ganas de más.

Un comentario

  1. Sólo puedo aplaudirte. Pienso exactamente igual que tú y solo puedo añadir “Tú sí que eres grande, pequeña”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *