Conciliación y social media para todas: cómo me convertí en Community Madre

Escrito por el Mar 5, 2015 en Community Madre

communitymadreinfluencers2

El chorizo que veis arriba era el título de la charla que di ayer con motivo de la Semana Internacional de la Mujer. Quería compartir por aquí la presentación sobre conciliación y social media y explicaros, aquí en petit comité, cómo me las apaño para conciliar esos dos tesoros que tengo con esto que leéis aquí y que puede ser un poco árido.

Cómo me convertí en Community Madre y cómo lo concilio from Patricia Tablado

Más allá de mi trabajo y de la decisión de contar o no tu embarazo (a mí me salió mal las dos veces con algunos clientes pero hubo otros que me aguantaron el tirón), ponerte a emprender teniendo hijos pequeños es un ejercicio de valentía y de estosalebienpormisovarios. En mi día a día, aunque me organizo la jornada para trabajar las horas que la mayor está en la guardería y que el pequeño está en el parque, al final necesito mucha ayuda porque los bebés no comprenden el significado de “ahora no porque estoy trabajando”.

Trabajo con niños en mi regazo, trabajo con mi hijo pequeño en la teta. Trabajo con la pantalla partida entre el editor de WordPress y el canal de Pocoyo en YouTube. Trabajo desde el parque respondiendo a mails con el móvil y a veces hasta me llevo a alguno de mis hijos a reuniones porque no me queda más remedio.

Por supuesto, los abuelos son fundamentales y sin ellos no podría hacer ni la mitad de las cosas que hago. Mi madre y mis suegros me ayudan recogiendo a la mayor de la guardería o quedándose con los niños mientras voy a las reuniones a las que no puedo faltar, o les entretienen durante esas llamadas críticas que pueden ser interrumpidas en cualquier momento con un “mamá, tengo caca” (sí, amigos, la conciliación también es dejar un informe a medias para ayudar a tu peque a ir al baño).

Mis hijos existen y forman parte de mi mundo y de la manera en la que he decidido llevar a cabo mi vida laboral. Sé que no es bonito y sé que a veces llevo algún moco ajeno o saco del bolso un pompero cuando debería haber sacado un cuaderno.

Pero, ¿sabéis qué? La maternidad me ha ayudado a organizarme mejor y me ha puesto en contacto con otras mujeres valientes y que tienen mucho que decir en su vida laboral y no pienso dejar escapar esta oportunidad.

La foto que encabeza este post es de Violeta Rodríguez.

10 Comentarios

  1. Me ha gustado lo de “me ha puesto en contacto con otras mujeres valientes” ! Yo lo habría puesto en negrita también! Ser madre hoy en día ya es ser valiente, pero madre, trabajadora y emprendedora es para que te den un óscar!

    • Jajaja ya eran muchas negritas 😀 Yo creo que no nos ha quedado otro remedio, hay tanta gente en esta situación que o te mueves o te arrasan.

  2. Soy tú fan, lo sabes, verdad??

    • Pero qué bonita eres 😀

  3. Te lo comenté ayer, no te conocía más que de menciones en twitter y me encantaste. Esa vitalidad y optimismo. Esa capacidad de hacer de la adversidad un proyecto fantástico de futuro…y todo sin renunciar a ser madre. Un gran ejemplo con una dosis de humor muy necesaria hoy en día…

    • Gracias guapa! La verdad es que yo defiendo firmemente el uso del humor en la adversidad 😀 Un beso gordo!

  4. ¡Yo quiero ser como tú! Porque me paso el día más o menos igual de liada, pero sólo tengo una bichilla y un par de blogs. Ni empresa ni nada. Soy una negada para la conciliación.

    • Ay quita, quita, que si no es por los abuelos me veo de madre full time (que no digo que esté mal, solo que no es el camino que quiero seguir)

  5. Yo estuve allí y tengo que decirte que me encantó tu intervención. Una buena dosis de humor para contar una situación que vivimos muchas de nosotras, y dar ánimos a todas que la conciliación puede ser posible. Un saludo.

    • Muchas gracias, Maribel! Como digo, la conciliación es posible pero requiere mucho apoyo. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *