Cómo me convertí en Batman, un año después

Escrito por el Dic 9, 2015 en Community Madre

¡Hay que ver qué rápido pasa el tiempo cuando te diviertes! En estos días estoy celebrando mi primer aniversario como Community Madre y no puedo nada más que dar las gracias a todas las personas que he encontrado en mi camino gracias a las que he conseguido vivir de lo que mejor se me da: de la comunicación online. Hoy quería aprovechar para contaros mi historia, la historia de cómo me convertí en Batman.

batman

Ya sabéis que Batman se empezó a gestar cuando el pequeño Bruce Wayne ve cómo un ladrón mata a sus padres indefensos en un callejón. Por suerte yo no he visto cómo mataban a nadie en mi presencia, pero sí cómo se cargaban mi fe en la humanidad en general y en los empresarios en particular. Corría el año 2013 y mi pareja estaba en paro. A mí se me acabó un contrato que tenía y me dieron la opción de continuar como autónoma haciendo trabajos de social media como hasta entonces pero con las fantásticas . Hacía dos semanas que sabía que estaba embarazada y por supuesto que acepté, aunque estaba muerta de miedo ya que en mi primer embarazo cuando lo comuniqué en el tercer mes perdí algún cliente.

En el segundo embarazo me esperé hasta el séptimo mes para comunicarlo (recordad chicas que no es obligatorio). Fue un embarazo bueno y con ropa ancha no se me notaba, así que intenté apurar lo máximo los plazos y buscar a alguien que hiciera mis tareas cuando yo no pudiera, dejando a los clientes la opción de seguir con esa persona tras la baja si así lo preferían.

Recuerdo que era un miércoles cuando levanté el teléfono y fui llamando uno a uno a todos mis clientes para contarles lo de mi embarazo y cómo iba a hacer para que ellos no notaran un servicio diferente durante mi baja. Hubo un par que ya me habían dicho con antelación que no iban a poder seguir conmigo y que me dijeron que en efecto no seguirían, pero hubo otros que me dieron la enhorabuena y me aseguraron que nada cambiaría.

El jueves por la mañana, a las 9 de la mañana, tenía en mi correo un mail anunciando que uno de ellos (que era más del 50% de mi sueldo) no seguiría conmigo, que estaba reorganizando costes y que no contaría conmigo en lo sucesivo. Por supuesto me deseaba mucho ánimo.

y que tengas suerte

Esta era la última frase del mail.

El lunes contrató a un chico para que hiciera mi trabajo, cobrando el triple que yo. Ese empresario me convirtió en Batman.

Hace falta concienciación, no un superhéroe como Batman

Sería fantástico pensar que vivimos en un mundo en el que se nos trata igual a los hombres y a las mujeres pero, conforme hablo con más gente y vivo más años, veo muchas más diferencias. Diferencias de salario y diferencias en lo que se espera de ti. Y sobre todo diferencias en que no se esperan a que las mujeres fallemos, sino que, por el hecho de ser madres, ya se nos supone una debilidad y una dejación de funciones que nos aboca al ostracismo o al paro.

Me gustan las campañas como la que está haciendo Laura desde su club pero creo que hace falta un cambio estructural, no solo que los políticos se conciencien, sino también los empresarios, los compañeros que te miran mal si te vas a tu hora y cualquier persona con la que nos crucemos. No se trata de pedir un privilegio por ser madre, yo lo que pido es que seamos normales: dar a luz necesita una recuperación física y un cuidado del bebé por lo que hace falta una baja. Y esos niños o esos bebés tienen que ser cuidados, acompañados y queridos y con el mundo laboral tal y como está ahora no se puede.

Siendo Batman no me queda más remedio que trabajar para esas madres emprendedoras que se han tenido que pegar más bofetadas que nadie por sacar adelante su idea mientras intento buscar la colaboración de padres y madres que creen que se puede trabajar con unos horarios razonables y participar en la infancia de sus hijos. Es una responsabilidad con la sociedad pero también con mi hija, a la que le espera un futuro más difícil que a mi hijo solamente por tener dos cromosomas X. Aún no tengo bat-señal pero estoy trabajando en ello.

9 Comentarios

  1. Un aplauso mega-gigante por la valentía, aunque fuera a la fuerza, por convertirte en Batwoman.

  2. ¡Me encanta! ¡No lo has podido describir mejor! Desde que tuve a mi peque se me cerró el mundo laboral y ando perdidísima, yendo de un lado para otro. Al final pareciera que tuvieras que pedirles el favor de que te dejen trabajar para ellOS. Y ellAS también se llevan la perra gorda… Si tuviéramos apoyo por parte de ambos sexos, sería todo más fácil, pero con mujeres que por agradar a los hombres se convierten en seres inertes, va a ser complicado 😭

    • Yo pensaba que estas cosas no sucedían, o que eran cuentos de madres exageradas, porque no me entraba en la cabeza que en pleno siglo XXI tengamos que seguir peleando por estas cosas que son básicas. En fin, mucha suerte, Eva 🙂

  3. ¡eres batman! Si, sin ayuda y demostrando que se puede. Eres una crack!!!!

    • Bueno, tengo mis días, no te creas 🙂

      Pero estoy convencida de que se puede. Somos más y estamos acostumbradas a tropezarnos más. Venceremos 🙂

  4. Yo lo tenia claro, quería un niño, la vida es mucho más fácil si eres hombre, una pena pero una realidad. Li de que te miran de otra forma es totalmente cierto, pero he aprendido a sacarle el lado positivo, cuando voy a hacer alguna entrega del catering, como soy del sexo “débil” normalmente me dejan aparcar cerca de la puerta, mi repartidor se cela pq a él ni se lo insinúan…

  5. Solo puedo decir GRACiAs por expresar lo que siento con palabras.
    Estoy viendo la forma de establecerme por mi cuenta pq es la única manera de conciliar, y tu escrito me da fuerzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *