Blogs

Trucos para mejorar tu blog

Querido social media por Sara de Mamis y Bebés

Escrito por el Feb 29, 2016 en Blogs | 2 comentarios

Hoy estrenamos una sección de colaboraciones, para que no os canséis de mis monsergas. Empiezo por un post muy interesante (a la par que divertido) que ha escrito Sara de Mamis y Bebés, que de relaciones entre bloggers y medios sabe un puñao. Creo que a la hora de establecer relaciones entre marcas y bloggers hay muchas veces que se tira por la calle del medio y se trata a los blogueros con los códigos con los que se solía tratar a los periodistas y los propios community managers nos equivocamos mucho. Hoy un punto de vista diferente del social media, la visión de una bloguera profesional. Allá va: Querido Social Media del mundo: Yo sé que te gusta tu trabajo. Es divertido, a veces creativo, has estudiado para eso y a veces tiene grandes ventajas. Muchas de las cosas que haces son muyguais y te lo pasas bien con ellas; estoy contigo en que esto de hacer un curro que te gusta en líneas generales es un gran lujo. Pero como en todos los trabajos del mundo hay cosas que bleh y otras cosas que directamente te horrorizan. Pasa hasta en las mejores familias. Como decían en esa película viejuna de Con Faldas y a lo loco que lo mismo no has visto Nadie es perfecto. Los trabajos, tampoco. Créeme que me pongo en tu lugar cuando tu jefe o tu cliente, que son los que te pagan, te dicen que tienes que montar una campaña chiripitifláutica con el dinero que te gastas en una mañana de esas que vas a Ikea sin tener que comprar nada. Ya sabes, con esos eurillos que rascas al bolsillo porque no hacen daño al presupuesto y que son testimoniales. Yo sé perfectamente que hay mucho flipado de la vida que se cree que existen las cosas de calidad, hechas en un tiempo ínfimo y sin presupuesto. También sé que si fueran un poco realistas asumirían que todo no se puede. Entiendo que entre dedicar el presupuesto a ¡oh cielos! cobrar a final de mes y pagar a terceros que no sabes si les gusta el chorizo o el jamón york y ni siquiera les tienes cariño pues elijas lo primero. Yo también lo elegiría. Mi compañía de teléfono, de gas, el señor del banco que me financió la hipoteca y un largo etcétera están encantados de que me dejé de gilipolleces chorradas y pague. Sé que posiblemente te mueres de vergüenza cuando te toca hacer según que cosas porque tú también opinas que me estás tangando. También sé que hay cosas que no se eligen, y que se hacen porque no nos ha tocado la lotería y nos toca seguir al pie del cañón en el curro cada día. Trabajo sucio. Habrás tenido que mandar cientos de correos de “querida bloguera, te voy a descubrir la pólvora” con el deseo de que alguna pique y tengas una muesca más que añadir al clipping de medios que presentas a tu jefe y éste a tu cliente para demostrar lo bien que hacéis el trabajo y no se lleven la cuenta a otro sitio. Yo todo eso lo entiendo. No sólo lo entiendo sino que cuando el que está al otro lado del email se lo ha currado y me ha dado amor (que no pasta, en la mayoría de los casos) a veces no sólo se lo publico sino que le mando una captura de pantalla por si no lo ha visto. Porque puestos a tener interlocutores que tratan de utilizarme por lo menos que sean majos. Así que ese es el primer...

Leer más

Ser community manager es como ser jedi

Escrito por el Ene 20, 2016 en Blogs | 2 comentarios

Aunque ya han pasado unas semanas desde su estreno, “El despertar de la fuerza” sigue dando de qué hablar. Hoy quiero compartir con vosotros una reflexión porque al final, ser community manager no es tan distinto de ser jedi y os lo voy a demostrar: Los community managers, como los jedi, tenemos que entrenar muy duro para llegar a controlar nuestras herramientas. Ya sea la espada láser o nuestro gestor de contenidos, no podemos dejar nada al azar ya que son las armas que tenemos para combatir al imperio (de los trolls, mayormente). Los community managers, como los jedi, sentimos la Fuerza a nuestro alrededor. Esto significa que siempre estamos en guardia, a la caza del próximo meme que pueda ayudarnos a hacer más entretenido nuestro contenido pero también alertas ante posibles crisis inesperadas que pueden surgir. A veces nos enteramos de información que no nos encaja en la estrategia que habíamos marcado en un principio. Un jedi debe sobreponerse con rapidez a estas noticias y tomar una decisión antes de que el problema empeore, tanto si se enfrenta a un sith, a un troll o a un empleado de la marca que nos pone a caer de un burro en redes sociales. Intentamos quedarnos en el lado luminoso pero a veces los trolls nos sacan de nuestras casillas y sentimos la irrefrenable necesidad de pasarnos al lado oscuro o bloquearles. Menos mal que el lado luminoso es más fuerte y se nos pasa pronto. No os recomiendo hacer que sus interacciones desaparezcan de vuestro timeline. Como en la guerra, hay que vigilar muy de cerca al enemigo por si nos la vuelve a armar. ¿Y qué me decís de esos guruses que nos prometen crecer exponencialmente en el número de followers a cambio de unos cuantos dólares? No os digo el que además os promete un principado en África, sino ese amiguete de confianza que viene con buenas palabras y con un “no te pillarán”. Como me sigo resistiendo, nunca sabré si es verdad. Dicen que, como los jedi, los community managers también podemos trabajar en bata. Que conste que yo suelo usar sudaderas que abrigan más. Que la fuerza os...

Leer más

¿Cuándo publicar en redes sociales en inglés?

Escrito por el Jul 3, 2015 en Blogs, Redes sociales | 0 comentarios

Nadie puede negar que vivimos en un mundo conectado, y que el inglés es la lengua franca en la que podemos hablar con personas de prácticamente cualquier rincón del planeta. De hecho, de un tiempo a esta parte se ha puesto de moda hacer los posts o las actualizaciones en redes sociales en inglés y en español (uno debajo del otro) o directamente solo en inglés. Algunos clientes, que aspiran a la globalización de sus marcas, me han hecho llegar sus inquietudes sobre la lengua en la que deberían dirigirse a sus seguidores. En realidad la decisión es bastante subjetiva pero como regla general yo suelo recomendar que se hable con los seguidores en redes sociales en la lengua nativa del país, independientemente de si en ese lugar la penetración del idioma de Shakespeare sea grande o pequeña. Para ello lo que se suele hacer es un perfil, un blog y un mail de contacto diferente por país para que la comunidad sienta que le están atendiendo localmente, independientemente de si la persona que está respondiendo se halla en ese lugar. Y por supuesto que haya un nativo o una persona con conocimientos lingüísticos equivalentes a un nativo al otro lado de la pantalla. Por fortuna, existe la posibilidad de segmentación en Facebook con lo que no sería necesario desdoblar la marca en varios perfiles sino que directamente se puede elegir en qué país viven (o dicen que viven) las personas que leen una actualización. Para hacerlo, solo tenéis que seguir unos pasos muy sencillos que explican en la propia red social. En el resto de redes sociales, mi consejo es que uséis en cada una la lengua que se use en cada región ya que de este modo notarán vuestras actualizaciones más cercanas. Incluso si lo que tenéis es un blog personal que aspira a ser leído a nivel mundial yo os aconsejaría que lo dejarais en un solo idioma antes de caer en traducciones raras cuanto menos. Google Tranlsate para páginas funciona muy bien y creo que no es necesario causar ruido a vuestros lectores con más parrafadas. Imagen de...

Leer más

¿Tienes lo que hay que tener para ser un influencer?

Escrito por el Jun 24, 2015 en Blogs | 8 comentarios

Mucho se habla del marketing de influencers, de cómo las marcas contactan con esas personas relevantes para otras personas con el fin de amplificar sus mensajes publicitarios (o hacerlos pasar por mensajes naturales no pagados, por mucho que la ley diga que esto no se debe hacer). El otro día me hacía llegar una lectora sus inquietudes sobre cómo llegar a ser un influencer en su campo, en cómo conseguir que las marcas le paguen por realizar contenido para ellas, en cómo ser relevante y por aquí os apunto algunos pensamientos que se me ocurren que os pueden ayudar a vivir de la blogocosa que al final es lo que muchos de los que me leéis buscáis. En primer lugar, necesitáis tener un perfil bien aseado, profesional y que guste a las marcas. De momento no os preocupéis por si tenéis muchos o pocos seguidores, centráos en parecer profesionales (y en serlo, por supuesto). Actualizad lo más a menudo que podáis o al menos con un ritmo claro, cuidad las redes sociales en las que estáis presentes y mantened vuestros blogs lo más serios posible: enlazad la fuente de las imágenes que ponéis, no dejéis enlaces rotos, etc. A continuación tenéis que poneros a trabajar en vuestra comunidad, ya que las marcas no os van a querer por vosotros mismos (o al menos no en la mayoría de los casos, que he visto de todo en estos años) sino en la cantidad y la calidad de gente a la que llegáis. Entendedme, no es necesario que tengáis miles de fans en Facebook, bastará con que tengáis una buena ratio de interacciones o que la gente que os siga tenga un nicho que sea atractivo para una marca. Por ejemplo, si tenéis un blog de belleza puede ser interesante especializaros en cosmética natural aunque no lleguéis a tanta gente ya que quienes estén preocupados por los productos bio os leerán. Cuando tengáis estos dos puntos listos, llega el momento de poneros en contacto con la marca, si es que la marca no os ha contactado antes (sí las marcas también andan preguntándose cómo contactar con vosotros). Podéis hacerlo por los formularios normales de las webs (sé a ciencia cierta que estos mensajes llegan a las marcas por muy grandes que sean) o a través de mensajes directos en redes sociales. Cuanto mejor hayáis trabajado lo anterior, más posibilidades tenéis de entrar a ser considerados por las marcas. Seréis más profesionales si tenéis listo un media kit o algún documento en el que expliquéis cuántas visitas tiene vuestro blog o cuántas personas os siguen en redes sociales. A las marcas les flipan las PPTs que les ahorran tiempo de ir siguiendo todos los iconos de vuestro blog. O al menos yo lo agradezco porque me da más seguridad a la hora de designar a una persona como influencer. Si la marca os encarga un post patrocinado u os envía un producto hacedle ver que ha merecido la pena la inversión. Y no me vengáis con que además del producto queréis que os paguen por el post porque es probable que si acabáis de aterrizar a la marca le interese primero ver cómo funcionan sus cosas en vuestros perfiles. Tomadlo como un quid pro quo: la marca os hace un envío y vosotros demostráis que sois confiables y que vuestra comunidad acoge bien a la marca. (El número de productos que pongáis en el blog gratis a cada marca ya depende de vosotros o de la prisa que tengáis en cobrar). Eso sí, os paguen o no, por favor sed honestos: no...

Leer más

Cinco preguntas que debes hacerte para decidirte por una acción de marketing online

Escrito por el May 21, 2015 en Blogs, Redes sociales | 0 comentarios

Hay veces que hablo con clientes o amigos (¿qué os puedo decir? El consultorio no termina jamás) y me preguntan si les convendría hacer un concurso en redes sociales. Cuando les pregunto que para qué quieren hacer eso me miran como si acabara de bajarme de una nave espacial, ya que desconozco que un concurso en redes sociales es LA RESPUESTA AL SENTIDO DE LA VIDA Y DEL UNIVERSO ENTERO. Bromas aparte, creo que cuando tienes que abordar una acción, ya sea un concurso, la creación de una newsletter o la contratación de un influencer que recomiende nuestro producto, debes hacerte algunas preguntas para poder afinar el tiro y no gastar recursos tontamente en una acción que en el mejor de los casos no tendrá repercusiones y en el peor tendrá repercusiones que no deseamos. Así pues, aquí os dejo algunas preguntas que os pueden servir antes de dar un paso: ¿Cuáles son mis objetivos de marketing? No es lo mismo que tu objetivo sea tener muchos fans en la página de Facebook que conseguir cientos de visitas para tu web o lograr un récord Guinness para poder salir en la televisión. Estos tres casos pueden servirnos para vender más (esto sería una meta, no un objetivo) pero si no tienes claro cómo vas a llegar a esas ventas vas por mal camino. ¿Qué acciones puedo hacer para conseguirlos? Como hemos visto más arriba, podemos llegar a “vender” un producto o servicio haciendo varias cosas. Es bueno tener sobre la mesa alternativas, como pueden ser una campaña de publicidad en Facebook, una acción puntual con un influencer o la posibilidad de un concurso en colaboración con un blog. ¿Qué presupuesto tenemos para esta acción? Tal vez sea uno de los puntos más delicados. Con mucho presupuesto se pueden hacer más cosas (ojo, no digo cosas mejores) y normalmente tenemos que ajustar un pequeño presupuesto para hacer lo máximo posible, por eso es vital marcar cuál es el objetivo para dedicar los recursos que tengamos solo a la acción que nos ayude a llegar a ello. ¿Cómo vamos a medir si esta acción ha salido bien o mal? Tenemos que definir cuáles son los indicadores que observaremos y qué herramientas usaremos para medirlos: por ejemplo si lo que buscamos es tener muchos followers es una métrica sencilla, pero si lo que perseguimos es una acción que nos traiga muchas visitas, más nos vale estar atentos al Google Analytics o meter algún tipo de tracker en el link que nos pongan a nuestra web. ¿Tenemos algún plazo para esta acción? Es importante controlar que los plazos que te dan las distintas personas con las que interactúes sean los mismos que los tuyos. No es lo mismo que tu concurso sea el único concurso de ese mes en un blog a que esté sorteando cuatro productos simultáneamente porque la repercusión de tu acción no será...

Leer más

Tres maneras infalibles de aumentar las visitas a tu blog

Escrito por el Mar 12, 2015 en Blogs | 2 comentarios

Los clientes me preguntan muchas veces por qué los blogs no crecen en visitas a la velocidad que ellos quisieran. Aquí entramos en un tema peliagudo porque cada caso es un mundo. Así pues, haciendo uso de la temeridad que me caracteriza, hoy os propongo tres maneras infalibles de aumentar las visitas de un blog si, como mis clientes, estáis dispuestos a cualquier cosa por lograrlo. Crea contenido de calidad: en Internet el contenido es el rey y cuanto mejor contenido, más visitas. Esto no quiere decir que escribas de lo que te gusta o que te subas al carro de los memes. Contenido de calidad pueden ser artículos a fondo sobre un tema que te apasione, o puede ser un post con muy buenas fotos, o un recopilatorio con los mejores posts que se han escrito sobre ese tema. Creo que en este momento de la vida todos tenemos claro lo que es la calidad, ¿verdad? Haz posts interesantes: retomando el tema del que hablaba el lunes, a nadie le interesa ver diez fotos de tu jardín, así que tendrás que preguntarte ¿qué le interesa leer a mi público? No quiero decir que caigáis en los titulares cazaclics (de eso hablaré otro día) pero sí quiero que os devanéis un poco los sesos, que busquéis la perspectiva diferente de abordar el tema que os corresponda. No todo el mundo tiene la suerte de contar con un blog personal en el que los temas son libres, pero sí que podéis darle una vuelta a vuestros campos de contenido en los que sois expertos. ¿Qué tal un vídeo explicando lo que queréis contar? ¿O hacer una entrevista en vez de un post? Aumenta la frecuencia de publicación: esto sé que es difícil precisamente porque cantidad y calidad es difícil que vayan de la mano, pero si de verdad estáis empeñados en crecer no os va a quedar más remedio que publicar más. Eso sí, si vais a publicar cosas irrelevantes mejor ahorraos el esfuerzo. A veces es mejor no jugar esta carta si la calidad va a salir perjudicada, aunque siempre os quedará la posibilidad de contratar a alguien que escriba por vosotros o que convirtáis los posts en entrevistas (es una manera de hacer que alguien redacte el post sin quedar como un aprovechado de la vida). ¿Qué estáis dispuestos a hacer por que vuestro blog crezca en...

Leer más