Blogs

Trucos para mejorar tu blog

¿Para qué sirve tener un blog con muchas visitas?

Escrito por el May 15, 2017 en Blogs | 0 comentarios

Hace unos meses os contaba algunos métodos para saber cuántas visitas tiene vuestro blog sin tener que entrar en Google Analytics, y hoy os voy a responder a una pregunta que me hacen de vez en cuando: ¿para qué sirve tener un blog con muchas visitas? Más allá de lo obvio, que es conseguir que mucha gente vea vuestros posts, tener una página que recibe muchas visitas tiene otras ventajas: Las personas que han leído vuestra información son las que más fácilmente querrán comprar vuestros productos y servicios porque ya los conocen. A más visitas, conseguiréis tener un mapa claro de cuáles son las páginas que recorre un comprador hasta efectuar la transacción y podréis mejorar su ruta para que sea más corta y eficaz. Podéis identificar cuáles son los productos que mejor funcionan y los podéis potenciar a través de ofertas o en un proceso de cross-selling, asociándolos a otros que pueden ser complementarios. Tomando el camino inverso, podéis detectar los productos que peor funcionan y ofrecerlos en pack con los que lo hacen mejor para que ganen en minutos de exposición. Se pueden aprovechar las visitas a vuestra página para hacer una encuesta o para intentar recopilar correos electrónicos que podéis usar en e-mail marketing. Una web con muchas visitas indica que el trabajo de SEO está bien hecho pero también que el contenido es interesante. A otras marcas les puede interesar aparecer en vuestra web. Aquí depende de vuestra estrategia de venta, pero se puede potenciar una venta cruzada entre productos afines y generar más tráfico tanto dentro de vuestra página como hacia afuera. Se me ocurre un ejemplo de si vendéis cerveza, podéis hablar con una marca que fabrique vasos para hacer una oferta más completa a vuestros clientes. Como siempre, os pediría que llenarais vuestras webs con artículos que sean interesantes más allá de aquellos que resulten atractivos para Google. Recordad que el buscador cambia su algoritmo de vez en cuando y si el artículo deja de ser interesante para la máquina, siempre os quedará la posibilidad de que los humanos lo encuentren atractivo y sigan visitando vuestra...

Leer más

Que hablen de ti, aunque sea mal: la escucha activa es la madre del cordero

Escrito por el Mar 20, 2017 en Blogs | 0 comentarios

Hay lecciones que aprendí en EGB en las que pienso bastante a menudo. Me sucede con la famosa cita, atribuida a un montón de gente, que dice “que hablen de ti, aunque sea mal” y cada vez que me viene a la mente me dan ganas de agarrar el Sprout y no soltarlo en toda la mañana enfrascándome en la escucha activa. Sprout es la herramienta que utilizo para monitorizar las redes sociales, una de las partes vitales de mi trabajo, aunque también de las menos visibles. Internet es un mundo en el que nos pasamos la vida opinando sobre todo. Subimos fotos da cada cosa que comemos, lugar que visitamos e incluso hay quien opina que si no compartes online que has estado en un evento es como si no hubieras ido (sobre esto tengo algunas opiniones al respecto pero no me extenderé). Por lo tanto, los clientes de tu marca tienen mil oportunidades de expresar su opinión sobre tus productos mencionándote o no. Y aquí es donde es útil la escucha activa. Decimos que la escucha activa sería la monitorización de Internet en busca de menciones o alusiones a nuestra marca. Y es activa porque tenemos que estar preparados para localizar esas alusiones aunque no sean directas. La escucha activa por palabras clave Una manera de saber si nos están mencionando o si es necesario que una marca interactúe es utilizando palabras clave. Por ejemplo, si tenemos una marca de cervezas, podríamos monitorizar, además de nuestra marca, expresiones como “terracitas”, “caña con limón” o “birras”. De esta manera, cuando alguien suba una foto compartiendo uno de nuestros botellines podemos intervenir apoyando o recoger el contenido que ha publicado para darle difusión en nuestras redes. La escucha activa nos permite llevarlo a cabo con muy poco esfuerzo por nuestra parte, mientras que la persona que ha subido la foto es posible que se alegre por la atención recibida. Aquí hay que tener cuidado de no caer en la intromisión, ya que hay ocasiones en las que la intervención de una marca se ve como un pegote, ya que por el tono de nuestra comunicación o por la propia conversación no es de buena educación intervenir. Es posible que si se toma parte en una charla externa salgamos esquilados o demos lugar a un meme o a un trolleo. Por eso yo suelo aconsejar ser conservador aunque en la escucha estemos leyendo alusiones a alguno de los territorios de nuestra marca. La escucha activa de las quejas: cuando hablan mal de tu marca A través de las palabras clave podemos también observar si hay alguna queja sobre nuestro producto o servicio, explorando los hashtags que suelen acompañar a los mensajes de nuestra marca por ejemplo. Detectando una queja en un estadio temprano gracias a la escucha activa podemos poner remedio a una crisis. También nos permite detectar si hay alguna cuenta clon que esté repitiendo esa queja y podemos saber si es algo razonado o es un ataque sincronizado. Además viendo cuáles son las palabras y los hashtags más repetidos podremos sumarnos a la conversación en sus mismos términos, haciendo que la marca sea accesible y creando un espacio para el diálogo. ¿Vosotros cómo lleváis a cabo la escucha activa? Contadme si usáis, además de las palabras de la marca, alguna otra palabra para detectar qué se dice en redes sociales sobre vuestros...

Leer más

Cuando haces contenido low cost obtienes resultados low cost

Escrito por el Feb 21, 2017 en Blogs | 5 comentarios

Hoy os escribo desde la desesperación que me ha producido conocer una empresa que ofrece posts a 12 euros (en los que se incluye una foto y un par de textos para mover los artículos en redes sociales). Lo peor de todo es que se vende como contenido profesional y estoy segura de que muchos clientes picarán porque, al fin y al cabo, ¿para qué vas a pagar más si puedes tener un artículo por 12€? Yo os diré por qué. El contenido es el rey pero a veces lo tratan como un mendigo La frase de que el contenido es el rey pero a veces lo tratan como un mendigo no es mía, es de mi colaboradora Sonia, que tiene muy buen ojo para los eslóganes. El caso es que se nos llena la boca diciendo que el contenido es fundamental y vamos racaneando en él. Veamos, si una empresa paga a 12 euros el post, lo lógico es que al redactor (que es la persona que más tiempo le va a dedicar) le van a llegar un máximo de 10 (supongo, lo mismo le pagan 6 y una bolsa de Aspitos) porque algo se tiene que quedar la empresa. Pensemos en cuánto tiempo tardamos en hacer un post normalito, de unas 300 palabras, en buscar su imagen, en documentarnos para no poner ninguna barbaridad, en encontrar un link interno y uno externo, en repasar la ortografía y la gramática, en poner etiquetas… ¿Habéis calculado cuánto se tarda en hacer eso? Haced la división de ese tiempo entre nuestros 10€ del principio del post. ¿Ya habéis hecho la división? Ahora pensad en cuántos posts de estos tendríais que escribir para poder vivir de vuestra redacción, restadle el IVA y restadle la cuota de autónomos. El resultado es el de siempre: se pueden hacer las cosas baratas pero no se pueden hacer bien. Por qué Community Madre no vende posts baratos Es posible que en Community Madre los posts estén más caros que esos 12€ (lo están, no es ningún secreto) pero pensad en que cada mes invertimos en formación, que tenemos una plantilla de periodistas que han estudiado cinco años, que están al cabo de la calle de las últimas actualizaciones de Google y saben poner bien las etiquetas de SEO. Pensad en que tenemos varios bancos de imágenes entre los que navegamos para encontrar la mejor solución a cada post. Las páginas de las empresas necesitan contenido escrito pero creemos que tiene que ser un contenido especializado, bien documentado, redactado y que ya esté listo para SEO. Solo trabajamos con redactores profesionales y nos aseguramos de que cobren como tales. Todo esto lo escribo porque yo al principio también pensé en bajar las tarifas, pero para poder llegar a un sueldo digno tenía que producir tantos artículos mensuales que no me quedaba tiempo ni para documentarme bien ni para hacer nada que no fuera traducir de otras fuentes. Ahora me da tiempo a documentarme de tres o cuatro fuentes distintas, de pensar el mejor enfoque y de escribirlo de manera coherente sin olvidar todas las etiquetas y a entregar un trabajo profesional, que se lee, que se comparte y que posiciona bien en Google gracias a que le puedo dedicar el tiempo que se...

Leer más

¿Cuándo deberías pagar a un blogger para que hable de tu producto?

Escrito por el Abr 8, 2016 en Blogs | 10 comentarios

La pregunta de a qué bloggers habría que pagar para que hablen de un producto es una de las que más me repiten mis clientes y las personas que se acercan a mí en busca de consejo. Corren malos tiempos para la lírica, que diría aquel, y cada vez hay menos páginas desinteresadas que estarían dispuestas a hablar de un producto o servicio solo a cambio de la prueba del mismo. Para mí la respuesta es clara: si ese blogger se comporta de manera profesional y tiene unos resultados profesionales, merece ser tratado como tal. Mi respuesta va más allá de una cifra de visitas al peso: cuando busco a una persona para que hable de mis clientes, y esa persona me pide dinero por hacerlo, tengo que justificar ese gasto de la mejor manera posible. Cuáles son las características de un blogger profesional Las características de los bloggers profesionales y a los que suelo recomendar pagar a mis clientes serían: Sus blogs tienen una trayectoria de más de un año. Sé que esto es cruel y que hay gente que acaba de empezar y es muy prometedora, pero tener un blog es una carrera de fondo y si no puedo demostrar que tienes constancia te quedarás fuera de mis presupuestos. Se ha publicado más o menos de manera constante en los últimos meses. No puedo recomendar un blog que lleve cinco meses sin publicar nada o que publique una entrada cada tres semanas porque al encargar un post no puedo estar segura ni de que vaya a estar el día acordado ni de que después el blog se abandone por completo. Las páginas tienen un aspecto ordenado. Independientemente de si las ha diseñado un profesional o de si venían con una plantilla gratuita, hay detalles que gritan a los cuatro vientos que ese blog es amateur: un hilo de estrellitas sigue al cursor, los banners aparecen sin alinearse, tienes un dancing baby en la columna lateral… Si quieres que tu blog sea mi escaparate cuídalo ya que, como decía MacLuhan, el medio es el mensaje, y no queremos que mi mensaje diga “es un buen producto pero anclado en 2008”. Las publicaciones están cuidadas, sin faltas de ortografía y gramática y tienen “alma”. Esto lo digo porque no siempre se cumple y porque, en ocasiones, en los casos que se cumple, un buen texto es fruto de una nota de prensa colgada tal cual. Si te busco para que hables de mi cliente será más interesante si sueles incluir tus opiniones personales (buenas, malas o regulares, eso me da igual) en tus textos. Existen páginas web dedicadas a la publicación de notas de prensa que seguro que tienen mejor SEO que tu blog, piénsalo. Las fotos cumplen los derechos de autor: o son tuyas propias o son de bancos de fotos o son gratuitas y todas ellas vienen etiquetadas con su procedencia. Esto es fundamental porque hay imágenes en las que se especifica que no se pueden usar con fines comerciales, y si las usas para ilustrar un post por el que has cobrado te puedes meter en un lío. Tienes suficiente volumen de visitas. Aquí me da mucha rabia ir al número porque para mí es más importante llegar a una audiencia cualificada (personas que se identifiquen con los valores de mi marca) pero por desgracia vivimos en un mundo materialista y si tienes 10.000 visitas mensuales será más fácil que consiga ingresos para tu blog que si tienes 600. Como siempre, todo esto es negociable y cada día encuentro excepciones porque estudio cada caso a fondo....

Leer más

Querido social media por Sara de Mamis y Bebés

Escrito por el Feb 29, 2016 en Blogs | 2 comentarios

Hoy estrenamos una sección de colaboraciones, para que no os canséis de mis monsergas. Empiezo por un post muy interesante (a la par que divertido) que ha escrito Sara de Mamis y Bebés, que de relaciones entre bloggers y medios sabe un puñao. Creo que a la hora de establecer relaciones entre marcas y bloggers hay muchas veces que se tira por la calle del medio y se trata a los blogueros con los códigos con los que se solía tratar a los periodistas y los propios community managers nos equivocamos mucho. Hoy un punto de vista diferente del social media, la visión de una bloguera profesional. Allá va: Querido Social Media del mundo: Yo sé que te gusta tu trabajo. Es divertido, a veces creativo, has estudiado para eso y a veces tiene grandes ventajas. Muchas de las cosas que haces son muyguais y te lo pasas bien con ellas; estoy contigo en que esto de hacer un curro que te gusta en líneas generales es un gran lujo. Pero como en todos los trabajos del mundo hay cosas que bleh y otras cosas que directamente te horrorizan. Pasa hasta en las mejores familias. Como decían en esa película viejuna de Con Faldas y a lo loco que lo mismo no has visto Nadie es perfecto. Los trabajos, tampoco. Créeme que me pongo en tu lugar cuando tu jefe o tu cliente, que son los que te pagan, te dicen que tienes que montar una campaña chiripitifláutica con el dinero que te gastas en una mañana de esas que vas a Ikea sin tener que comprar nada. Ya sabes, con esos eurillos que rascas al bolsillo porque no hacen daño al presupuesto y que son testimoniales. Yo sé perfectamente que hay mucho flipado de la vida que se cree que existen las cosas de calidad, hechas en un tiempo ínfimo y sin presupuesto. También sé que si fueran un poco realistas asumirían que todo no se puede. Entiendo que entre dedicar el presupuesto a ¡oh cielos! cobrar a final de mes y pagar a terceros que no sabes si les gusta el chorizo o el jamón york y ni siquiera les tienes cariño pues elijas lo primero. Yo también lo elegiría. Mi compañía de teléfono, de gas, el señor del banco que me financió la hipoteca y un largo etcétera están encantados de que me dejé de gilipolleces chorradas y pague. Sé que posiblemente te mueres de vergüenza cuando te toca hacer según que cosas porque tú también opinas que me estás tangando. También sé que hay cosas que no se eligen, y que se hacen porque no nos ha tocado la lotería y nos toca seguir al pie del cañón en el curro cada día. Trabajo sucio. Habrás tenido que mandar cientos de correos de “querida bloguera, te voy a descubrir la pólvora” con el deseo de que alguna pique y tengas una muesca más que añadir al clipping de medios que presentas a tu jefe y éste a tu cliente para demostrar lo bien que hacéis el trabajo y no se lleven la cuenta a otro sitio. Yo todo eso lo entiendo. No sólo lo entiendo sino que cuando el que está al otro lado del email se lo ha currado y me ha dado amor (que no pasta, en la mayoría de los casos) a veces no sólo se lo publico sino que le mando una captura de pantalla por si no lo ha visto. Porque puestos a tener interlocutores que tratan de utilizarme por lo menos que sean majos. Así que ese es el primer...

Leer más

Ser community manager es como ser jedi

Escrito por el Ene 20, 2016 en Blogs | 2 comentarios

Aunque ya han pasado unas semanas desde su estreno, “El despertar de la fuerza” sigue dando de qué hablar. Hoy quiero compartir con vosotros una reflexión porque al final, ser community manager no es tan distinto de ser jedi y os lo voy a demostrar: Los community managers, como los jedi, tenemos que entrenar muy duro para llegar a controlar nuestras herramientas. Ya sea la espada láser o nuestro gestor de contenidos, no podemos dejar nada al azar ya que son las armas que tenemos para combatir al imperio (de los trolls, mayormente). Los community managers, como los jedi, sentimos la Fuerza a nuestro alrededor. Esto significa que siempre estamos en guardia, a la caza del próximo meme que pueda ayudarnos a hacer más entretenido nuestro contenido pero también alertas ante posibles crisis inesperadas que pueden surgir. A veces nos enteramos de información que no nos encaja en la estrategia que habíamos marcado en un principio. Un jedi debe sobreponerse con rapidez a estas noticias y tomar una decisión antes de que el problema empeore, tanto si se enfrenta a un sith, a un troll o a un empleado de la marca que nos pone a caer de un burro en redes sociales. Intentamos quedarnos en el lado luminoso pero a veces los trolls nos sacan de nuestras casillas y sentimos la irrefrenable necesidad de pasarnos al lado oscuro o bloquearles. Menos mal que el lado luminoso es más fuerte y se nos pasa pronto. No os recomiendo hacer que sus interacciones desaparezcan de vuestro timeline. Como en la guerra, hay que vigilar muy de cerca al enemigo por si nos la vuelve a armar. ¿Y qué me decís de esos guruses que nos prometen crecer exponencialmente en el número de followers a cambio de unos cuantos dólares? No os digo el que además os promete un principado en África, sino ese amiguete de confianza que viene con buenas palabras y con un “no te pillarán”. Como me sigo resistiendo, nunca sabré si es verdad. Dicen que, como los jedi, los community managers también podemos trabajar en bata. Que conste que yo suelo usar sudaderas que abrigan más. Que la fuerza os...

Leer más