Querido social media por Sara de Mamis y Bebés

Escrito por el Feb 29, 2016 en Blogs

Hoy estrenamos una sección de colaboraciones, para que no os canséis de mis monsergas. Empiezo por un post muy interesante (a la par que divertido) que ha escrito Sara de Mamis y Bebés, que de relaciones entre bloggers y medios sabe un puñao. Creo que a la hora de establecer relaciones entre marcas y bloggers hay muchas veces que se tira por la calle del medio y se trata a los blogueros con los códigos con los que se solía tratar a los periodistas y los propios community managers nos equivocamos mucho. Hoy un punto de vista diferente del social media, la visión de una bloguera profesional. Allá va:

Querido Social Media del mundo:

Yo sé que te gusta tu trabajo. Es divertido, a veces creativo, has estudiado para eso y a veces tiene grandes ventajas. Muchas de las cosas que haces son muyguais y te lo pasas bien con ellas; estoy contigo en que esto de hacer un curro que te gusta en líneas generales es un gran lujo. Pero como en todos los trabajos del mundo hay cosas que bleh y otras cosas que directamente te horrorizan. Pasa hasta en las mejores familias. Como decían en esa película viejuna de Con Faldas y a lo loco que lo mismo no has visto Nadie es perfecto. Los trabajos, tampoco.

nadie es perfecto

Créeme que me pongo en tu lugar cuando tu jefe o tu cliente, que son los que te pagan, te dicen que tienes que montar una campaña chiripitifláutica con el dinero que te gastas en una mañana de esas que vas a Ikea sin tener que comprar nada. Ya sabes, con esos eurillos que rascas al bolsillo porque no hacen daño al presupuesto y que son testimoniales. Yo sé perfectamente que hay mucho flipado de la vida que se cree que existen las cosas de calidad, hechas en un tiempo ínfimo y sin presupuesto. También sé que si fueran un poco realistas asumirían que todo no se puede. Entiendo que entre dedicar el presupuesto a ¡oh cielos! cobrar a final de mes y pagar a terceros que no sabes si les gusta el chorizo o el jamón york y ni siquiera les tienes cariño pues elijas lo primero. Yo también lo elegiría. Mi compañía de teléfono, de gas, el señor del banco que me financió la hipoteca y un largo etcétera están encantados de que me dejé de gilipolleces chorradas y pague.

Pagar las facturas no mola tanto como yo, pero mola

Pagar las facturas no mola tanto como yo, pero mola

Sé que posiblemente te mueres de vergüenza cuando te toca hacer según que cosas porque tú también opinas que me estás tangando. También sé que hay cosas que no se eligen, y que se hacen porque no nos ha tocado la lotería y nos toca seguir al pie del cañón en el curro cada día. Trabajo sucio. Habrás tenido que mandar cientos de correos de “querida bloguera, te voy a descubrir la pólvora” con el deseo de que alguna pique y tengas una muesca más que añadir al clipping de medios que presentas a tu jefe y éste a tu cliente para demostrar lo bien que hacéis el trabajo y no se lleven la cuenta a otro sitio. Yo todo eso lo entiendo. No sólo lo entiendo sino que cuando el que está al otro lado del email se lo ha currado y me ha dado amor (que no pasta, en la mayoría de los casos) a veces no sólo se lo publico sino que le mando una captura de pantalla por si no lo ha visto. Porque puestos a tener interlocutores que tratan de utilizarme por lo menos que sean majos.

Así que ese es el primer consejo que te doy, aunque no me lo pidas. Por lo general las blogueras somos así de pavas. Si nos llamas por nuestro nombre, te echas unas risas con nosotras y no presupones que somos tontas del culo es bastante más probable que te hagamos caso que si nos mandas un email genérico como el que lanza una botella al mar. ¡Qué locas somos ¿eh?!

Fuller house

Por donde vamos mal, amigo, es cuando me escribes ofreciéndome con toda tu cara “contenido de calidad” (que yo proceso en mi mente como “mierda de la buena”, queredme como soy pero es que me suena a traficantes hablando de la calidad de su mercancía). Estos que te escriben como si fueran la reencarnación de Hemingway y te hacen el inmenso favor de dejar que publiques su texto a cambio de bah, nada, un miserable link. Pero estás publicando contenido de calidad. Claro. ¿Qué es un link en el mar de internet?

Querido social media por ahí vamos mal. A la gente no hay que tratarla como si fuera imbécil. Primero, tú sabes y yo sé que en internet los links son todo. Si a mí me cita El País y me pone un link aunque sea diciendo que soy Satán reencarnada ¡es un link de El País, yuju!. Cuanto más relevancia tiene el sitio a los ojos de Google, mejor para mí porque saldré antes. Si tú lo sabes y me la intentas colar mal, pero es que si encima no lo sabes, peor porque entonces no entiendes nada y estás haciendo mal tu trabajo. Si no valoras el link, apaga y vámonos.

Y segundo, no ves que si me ofreces contenido de calidad 1) estás diciendo que tu trabajo es la pera limonera (y caramba, algunas veces ves el contenido de calidad que te ofrecen y ejem…) 2) implícitamente ¿me estás diciendo que necesito contenido externo de calidad porque el mío no lo es?

Fail

Y una mierda

Como comprenderás cuando tú me ofreces contenido de calidad, yo entro en combustión espontánea. Esto es así.

Y digo yo. No sé si tú sabes que yo os tengo calados. Que yo sé que tú quieres difusión a coste cero, porque para eso te pagan, para gastar poquico y con eso conseguir cuantos más resultados mejor. O para ser más claros, lo quiere tu jefe, que tú en el fondo eres un mandao. COÑO. No me subestimes, no me trates como si fuera lerda y métete tu contenido de calidad por donde amargan los pepinos. No lo necesito. Mis lectores me buscan a mí, no tu nota de prensa de calidad y posiblemente para meterla tenga que utilizar calzador y buscar maneras de que aquello no chirríe más que la cama de mi abuela. Que yo no seré Hemingway como no lo eres tú, pero llevo muchos años currando como si no hubiera un mañana y tengo mi público. Sí, hasta Carmen de Mairena lo tiene, así que ¿por qué no voy a tenerlo yo?.

Sobre todo, es que desconoces los principios básicos de la psicología humana. No te digo yo que no cuele y que a algunos se les haga el chichi cocacola con tu contenido de calidad, pero lo normal es que la mayoría pasen de ti por ser un soberbio y un estupendo. Y si no, mira a ver cuál es la técnica que utilizan los bebés para tenernos comiendo de su mano:

Gato shrek

La infalible técnica de Gato de Shrek

Un poquito de humildad, ser majos, ser buena gente y tratar de no enfadar a tu interlocutor cuando hablas con él o con ella. Que lo mismo no cuela igualmente, pero al menos podrás seguir intentándolo y tal vez con tu labia lo consigas en una de estas. Un miénteme y dime que me quieres. Tú  me utilizas, yo sé que me utilizas, tú contento y yo contenta. ¿Tan difícil es?. Puedes utilizar la técnica de contenido de calidad y venderte como George Clooney y que yo piense que no llegas ni a chulo de barrio. O ponerme a mí en la situación de tenerte que salvar la vida, hacer una buena acción y quedar yo como la magnánima. A ver si adivinas qué funciona mejor.

2 Comentarios

  1. Ay cuánta razón tienes!!!!! Y cómo cuesta retenerse y no mandar a la mierda a más de una….
    Un besazo a ambas!

  2. Esto es como en las relaciones amorosas, las hay de esas facilongas que se van con el primero que les dice bonitos ojos tienes, y luego estamos las que queremos mucho más, porque sabemos que lo que valemos… Jejeje tu sí que sabes Sara!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *